La protección y evaluación del suelo en Mozambique

Publicado: 20 de enero, 2020

Cualquier operación sostenible de agricultura tendrá que considerar que los suelos son un recurso fundamental y decreciente en la producción agrícola. Los suelos se demoran mucho en formarse (miles de años) y se pueden destruir en muy pocos años. El terreno fértil es esencial para la agricultura sostenible. Sin embargo la productividad del terreno ha disminuido como consecuencia de un uso más intenso que tiene que ver con el crecimiento rápido de la población.

Flooded Soils on Dondo Agritech Farm Mozambique3

La agricultura está sufriendo de una degradación del terreno de manera grave que resulta de prácticas insostenibles como por ejemplo:

  • los cultivos excesivos
  • los monocultivos
  • la falta de pausas de barbecho
  • el uso frecuente de fuego para aclarar las tierras
  • la destrucción de las zonas boscosas para obtener leña
  • el carbón y la madera
  • la falta de la gestión de materia orgánica
  • la salinidad por el agua de riego
  • la erosión etc.

Mejorar los suelos deteriorados es una tarea muy difícil. Se necesita una gestión muy cuidadosa para mantener los suelos y protegerlos de la erosión, la salinidad, la contaminación y la cementación.

La evaluación de suelos en Young Africa Agritech Dondo

Estoy trabajando como AT para HORIZONT3000 en Young Africa Agritech en Dondo, Sofala (Mozambique) desde hace 6 meses. Young Africa opera una granja de 200 hectares así como una escuela que ofrece una capacitación agrícola práctica.

El suelo que se encuentra en el Centro de Agritech se llama Gleysol (World Reference Base (ISSS/ISRIC/FAO 1998). Los gleysoles son suelos humedales que suelen ser saturados con aguas subterráneas. Se encuentran a nivel mundial en todas las zonas climáticas en zonas bajas que tienen aguas subterráneas poco profundas (alrededor de 50-100cm durante gran parte de la temporada seca, en la temporada de lluvia los campos muchas veces se inundan de manera completa). Su factor limitante es la humedad. Por este motivo los gleysoles muchas veces permanecen vacios o se usan para pastoreo y la producción de arroz. Si el drenaje y la gestión se hacen de forma correcta se pueden producir muchos diferentes cultivos, sobre todo maíz y verduras.

La capa de suelo superior de los mejores campos aquí en Agritech Dondo es bastante fértil. Tiene un color café oscuro con alto contenido de materia orgánica. Pero esta capa superior no es muy profunda. En la mayoría de campos solo llega a una profundidad de 35-50cm. Solamente en algunos lugares llega al máximo de un metro. Debajo de esta capa se encuentra la parte inundada del suelo de color agrisado por sus condiciones anaerobias con los conglomerados característicos de hierro de color naranja (los denominadas motas de hierro). Son un resultado de la frecuente reducción química y la oxidación de hierro que resulta de los largos periodos de inundación y el secado ocasional.

El drenaje de estos suelos muchas veces representa un problema en areas planas y bajas como Dondo. Las camas o crestas elevadas ayudan pero los drenajes abiertas fallan en remover el agua de manera adecuada durante la temporada de lluvia y no funcionan para nada en tiempos de inundación. Aunque el suelo superior drena bien, las capas inferiores suelen estar bajo el agua durante la mayoría del tiempo por el alto nivel freático. Por eso se inundan los drenajes hasta el nivel de la superficie del agua cuando empieza la lluvia fuerte.

La granja de Young Africa Agritech está localizada cerca del mar. Cuando medí la elevación, me di cuenta que la mayoría de la granja está solo 13 metros sobre el nivel del mar. La localización indica una influencia marina con subcapas saladas en el suelo, lo cual también puede afectar la calidad del agua de pozo, porque las sales dissueltas pueden ser un factor limitante en el uso de este agua para la irrigación. Se requeriría una considerable cantidad de filtración de lluvia o irrigación y el drenaje respectivo para hacer posible que se limpie el suelo de la sal con ayuda del agua de lluvia.

El arar y excavar pozos de irrigación y drenajes profundos resultó en que mucho subsuelo infértil ha llegado a la superficie a lo largo de los años. Muchos campos han bajado en la fertilidad y las cosechas reducidas son muy comunes por esta práctica. Los siguientes videos visualizan el problema:

Peter H. Tantius

Peter H. Tantius

Peter Tantius is from Cologne/ Bonn. He has spent half his life abroad - among others six years in Africa and four years in the Pacific. He studied tropical agriculture, agronomy, business management, marketing and pedagogics and has worked in all of these areas.

  Subscribe  
Notify of

apoyado por